NUTRICION

 

 

NUTRICION

 


 



La especialista en Nutrición infantil se encarga del asesoramiento sobre la Alimentación del lactante y del niño, la valoración del estado nutricional, la prevención del sobrepeso y la obesidad, orientación y manejo del niño con bajo peso y del niño mal comedor, diagnóstico y tratamiento del sobrepeso y la obesidad, trastornos de la alimentación, teniendo en cuenta las necesidades fisiológicas o patológicas del paciente.


 


 

  • Realiza evaluación con valoración del estado nutricional a niños-jóvenes y adultos.

  • Ejecuta planes alimentarios personalizados según las necesidades del paciente.

  • Charlas de educación alimentaria para comunidad sana, escuelas, instituciones en general.

  • Manejo de obesidad infantil y adulto.

  • Asesoramiento nutricional a escuelas con orientación a padres y docentes.

     

    Objetivo:

     

    Sensibilizar y movilizar a docentes, padres y representantes en relación con la problemática alimentaria de la población escolar de la parroquia, e incentivar a los niños en el aprendizaje de aspectos relacionados con la alimentación y nutrición.

     

     Promover mejoras en las prácticas de alimentación de las mujeres durante el embarazo, período de lactancia y de niños menores de 1 año.

    La estrategia diseñada para este componente incluye 3 actividades claves: a) Charlas a mujeres embarazadas y en período de lactancia, b) Consejería en lactancia materna

     

     

     


     

     

    ARTICULO


    Agencia de noticias de la Universidad del Zuliainformación extraída de www.agenciadenoticas.luz.edu.ve 

     

    Control Nutricional logra Mejores Conductas en niños Autistas

         

     

     

     

    La Escuela de Nutrición y Dietética de LUZ ofrece orientación a los padres de niños con autismo sobre alternativas nutricionales


    Nayarith Gutiérrez M. 

    Según cifras recientes del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de Atlanta, 1 de cada 88 niños en Estados Unidos ha sido identificado dentro del espectro autista. Pese a que en Venezuela no se conocen estadísticas precisas, de acuerdo con información de la Organización de Naciones Unidas (ONU) sobre el país, cada año nacen 4.109 niños con autismo.

     

     

     
     

    “Existe mejoría conductual a través de una alimentación saludable, y eso es lo que queremos promover”, dice de Escrivan.
    Foto: archivo

    El autismo es un trastorno de origen neurológico que implica alteraciones en múltiples áreas (social, comunicación, conductual) y, aunque no existe cura, se puede lograr una mejoría conductual a través de una alimentación saludable.


    La Escuela de Nutrición y Dietética de la Universidad del Zulia promueve la orientación a los padres de niños autistas para que sus hijos reciban un tratamiento multidisciplinario (gastrointestinal, psicológico y nutricional) para lograr un desarrollo adecuado.

     

    El viernes 19 de octubre de 2012 se ofreció un Simposio Multidisciplinario de Autismo, en el Auditorio Luis Ludovic de la Facultad de Medicina, donde 3 expertos en Nutrición, Gastroenterología y Psicología analizaron el tratamiento que deben recibir pacientes con autismo.


    Annabella de Escrivan, nutricionista, especialista en nutrición clínica y profesora de LUZ, explicó que los niños dentro del espectro de autismo tienen una gran cantidad de alteraciones inmunológicas, metabólicas, gastrointestinales y neurológicas. Señaló que el autismo es un trastorno generalizado del desarrollo de múltiples etiologías, y se manifiesta en el área de relación social, el juego simbólico y retardo en el lenguaje. 


    La especialista refiere las debilidades de origen gastrointestinal en los niños autistas: “Algunos sufren de diarreas crónicas o estreñimiento crónico, esofagitis, diudenitis, ileitis. Además, manifiestan una alta selectividad alimentaria, tienen preferencia por alimentos de determinados colores, tipos de alimentos, consistencias, lo que hace su espectro alimentario muy reducido”.


    La profesora de Escrivan, quien está certificada en Nutrición para Niños Autistas por el Instituto Americano de Autismo, destacó la importancia de ayudar a los pacientes con autismo en el área nutricional, para lograr que puedan tener un crecimiento y desarrollo adecuado.


    Afirmó que, por desconocimiento, algunos padres de niños autistas han seguido dietas especiales sin ningún tipo de asesoría nutricional. Sin embargo, existen profesionales de la nutrición formados para atender a niños autistas, a quienes se les aplica dietas de sustitución, eliminando los alimentos potencialmente alergénicos y los suplen por otros de igual valor nutricional.

    Alternativas nutricionales


    Aseguró que para los niños con autismo se han planteado alternativas nutricionales de diferentes tipos de dietas, para tratar de resolver su problema gastrointestinal y garantizar un desarrollo adecuado.


    Dentro de las alternativas nutricionales que describió la profesora de Escrivan para estos niñosse cuentan los alimentos libres de gluten (proteína del trigo, cebada, avena) y caseína(proteína de origen animal derivada de los lácteos) como dieta estándar. También existen dietas libres de salicilato, fenoles y bajas en oxalato.


    La especialista en nutrición clínica afirmó que debido a la debilidad y multiplicidad de manifestaciones gastrointestinales, los niños con autismo no digieren bien los alimentos, en consecuencia, no los absorben bien.


    “Las proteínas como la caseína y el gluten entran a la sangre con una estructura molecular inadecuada que no es reconocida desde el punto de vista inmunológico, y son capaces de viajar por el torrente sanguíneo hasta el cerebro y competir con algunos neurotransmisores que producen conductas inapropiadas. Por esa razón, existen muchos estudios que sustentan la necesidad de bajar la absorción a estas proteínas”, explicó. 

     

     

     

    Annabella de Escrivan, especialista en nutrición clínica y profesora de LUZ.
    Foto: Silvia Salas

     

    La profesora aseveró que en muchos casos, cuando se evalúa la parte inmunológica de niños con autismo presentan alergias a las proteínas del trigo y la leche de vaca. “También encontramos niños que presentan manifestaciones gastrointestinales patológicas muy severas”.


    Para la experta es imprescindible que las madres con hijos dentro del trastorno de autismo, no sigan dietas sin asesoría nutricional especializada. “Es un acto de responsabilidad, porque si se eliminan proteínas de la leche y el trigo, se debe sustituir por otras proteínas que aporten igual valor nutricional”, reiteró.


    Afirmó que al quitar los lácteos que son ricos en calcio se pueden sustituir por carne, huevo, pollo, granos y otros. También se tienen las hojas verdes, el ajonjolí y se puede hacer leche de ajonjolí.


    Escrivan asegura que quitar el trigo no es un problema, porque como sustituto se tiene arroz, yuca, papa, ocumo, apio, otros tubérculos y leguminosas que aportan valor nutricional. “Hay estudios interesantes donde se ha reintroducido estas proteínas, pero sabemos que son dietas con resultados y efectos a largo plazo en términos de 2 años. Sin embargo, cualquier cambio en la conducta del niño autista significa un gran avance”.