Formulario de acceso

Sin categoría

Articulo 1 karen

asdjkalsjdlkas

 

"QUE ESTAMOS HACIENDO PAPAS


QUE ESTAMOS HACIENDO PAPAS!!

Articulo escrito por Terapeuta del lenguaje. Danilka Balcázar. Mayo 2009.

En un momento de reflexión acerca de las situaciones que rodean la practica terapéutica, vez que  pasan cosas en el entorno que compartimos padres, niños, y especialistas donde se entretejen situaciones comunes que te hacen pensar que pasa papas!

La mayoría de nuestros niños asisten a nuestro centro es busca de una respuesta oportuna para mejorar la condición por la cual necesitan nuestra ayuda. Es común para los padres sentir cierta frustración al encontrar que su hijo requiera o necesite de ayudas para mejorar su funcionamiento, y saber que si no lo hacen tal vez el no pueda por si solo superar su situación problema.

En un gran porcentaje las dificultades por llamarlas de alguna manera que presenta el niño en menor o en mayor grado son superables en el tiempo si se atienden  primero “de manera oportuna” y segundo si “se le da el tiempo necesario”, para poder hacer los cambio que se requieren para lograr el objetivo final que nuestro hijo “sea exitoso, se nivele y pueda lograr su desarrollo de una manera optima…en el ámbito familiar, escolar y social

Así como invertimos en cosas que nos dan una vida gratificante, y lo que llamamos calidad de vida, invertimos tiempo en prepararnos, en ser eficaces y competentes en la vida laboral, familiar y tratamos por todos los medios de adquirir las cosas que nos aseguren un buen nivel de vida, es necesario pensar un poco en cómo hacemos las cosas que están relacionadas con la vida personal de las seres más importantes para nosotros que son: “nuestros hijos”.

 Tenemos que incluirlos en  nuestra agenda, es decir buscar y conseguir tiempo y recursos para darles lo que ellos necesitan sin escatimar esfuerzos en esta tarea, ya que este es un período valioso y único en su crecimiento, para desarrollar todas las competencias que le darán la información necesaria para enfrentar de manera asertivamente todos los retos que le tocaran vivir. No podemos entonces darles solo una partecita muy pequeña de nuestro tiempo y limitar lo que estamos haciendo por ellos sin hacer completamente lo que se requiere para que logren superar su dificultad.

El niño con problemas o disturbios en su desarrollo requiere de una atención especializada que se la dará un profesional capacitado, pero el que realmente le da vida al trabajo terapéutico “son los padres en el hogar”, ni el mejor especialista  puede hacer por si solo lo que requiere un trabajo de equipo comprometido. Esa es la clave  para un “tratamiento exitoso”.

Los padres como co-terapeutas, se dice como la participación activa en un tratamiento, donde este le toca aprender la dinámica de trabajo, objetivos que se desean alcanzar y la practica permanente en el hogar, es el marcador esencial,  para hacer efectiva en la realidad diaria, la practica en el espacio de consulta.

Las familias que asisten a Cendri, consultan la problemática que traen sus  niños, estos  requieren de nuestro apoyo por un tiempo; de acuerdo a su situación es probable que demanden de  la atención de otros especialistas, en un trabajo de un equipo de neurodesarrollo infantil;

Es por ello que somos conscientes de las reales necesidades del paciente, ponernos en el lugar de los padres, y de expectativa del niño, para referir con propiedad la atención  y el tiempo de atención que el niño requiera.

¿Qué debe hacerse? E ahí el dilema, si al niño no se le atiende integralmente como requiere en un momento dado, estamos pecando por omisión, no siendo lo suficientemente profesionales y con ética para darles al el niño la atención que requiere

O por otro lado debemos ser claros y exigir el cumplimientos de las pautas de tratamiento a seguir e informar a ese papa en que si no se cumplen con los requerimientos que el niño necesita ya nosotros no podremos ayudarle y asegurarles que el mejorara oportunamente como podría hacerlos si se aceptan las sugerencias de los especialistas.

Lo más importantes son los niños, sea con nosotros  o con otros especialistas debemos incluir a nuestros hijos en nuestra lista de prioridades, para que trabajamos tanto, nos exigimos, buscamos la manera de ser más exitosos personalmente, económicamente si parte de ese éxito no se comparte con nuestros hijos, no se puede aceptar en muchos casos se escuchen cosas como que no se puede incluir al niño en el tratamiento que requiere porque económicamente es muy pesado para la carga familiar, que tengamos que darle solo la mitad de un tratamiento a un niño por que usemos argumentos como que la parte económica no podemos, cuando invertimos nuestros recursos económicos en otras actividades que no son menos importantes tal vez para la vida familiar pero que tal vez no tengan la prioridad que representa : UN HIJO.

Sé que el trabajo profesional puede ser costoso para la perspectiva de algunos padres y es válido, pero más allá de esa percepción debemos evaluar que tan positivo para nuestro hijo está siendo la intervención de ese especialista, si ve avances, si observa que hay mejoría, si ve competencia, profesionalismo y ética en el  trabajo realizado, si esa atención personalizada aporta a su hijo lo necesario para avanzar, debemos poner en una balanza todos los aspectos importantes para evaluar la situación y decidir que hacer, sabiendo que se va a requerir de un tiempo para lograrlo, no hay soluciones mágicas.

El especialista por si solo , puede una parte, el niño hace otra, pero los padres son la clave para el éxito de un tratamiento, no espere que por si solo se produzca la mejoría, involúcrese en el trabajo con el niño, y si no puede hacerlo busque opciones que se adapten a su situación familiar, económica pero dele al niño lo que necesita esa es nuestra única y  principal obligación como padres no podemos postergar la única oportunidad que tienen nuestros hijos en estas primeras edades de desarrollarse armónicamente .

Si no puede costear el tratamiento busque opciones y decida, nosotros podremos orientarles y estar con ustedes por el tiempo necesario hasta que encuentre un lugar que se adapte a su situación económica, pero no cabe usar ese argumento, pero no justifique el reducir una terapia, una cita o quitar una sesión porque se la quita a su hijo para aprender algo nuevo, y esos recursos en muchos casos se gasten en actividades menos importantes que él .

Así mismo veo con orgullo muchos padres realmente comprometidos con sus pequeños, que han pasado por momentos de incertidumbre al saber que sus hijos tienen dificultades que ellos no esperaban, y aun con sus temores y dudas han hecho un magnífico trabajo al acompañarlos con constancia, amor y perseverancia y han visto esos logros  en ellos, que son parte de esta familia y que confían en sus especialistas para decidir que hacer oportunamente, que buscan soluciones y han adaptado sus necesidades personales, laborales y económicas en torno a ellos y saben que en un tiempo todo mejorara y esos niños seguirán su camino sin necesitar de estas ayudas para tener una vida  potencialmente mas bonita para su desarrollo posterior. Gracias a ellos por confiar principalmente en sus hijos y  también en nosotros.

 

 

Danilka Balcázar.

 


 


 

LOS 7 PRINCIPIOS PARA CONSIDERAR EN NIÑOS CON DIFICULTADES EN SU DESARROLLO.

Escrito por Lic. Danilka Balcázar. Terapeuta de lenguaje. Esp. En trastornos del lenguaje, habla y voz. Certificada en Motricidad Orofacial/ Electroestimulacion muscular Orofacial/ Terapia neuromuscular funcional/ Deglución y hábitos de alimentación Infantil. Julio 2011

 

 

 

  1. Mientras más temprano buque la orientación profesional especializada más fácil será atacar cualquier dificultad. El pediatra es su medico de cabecera para cualquier consulta sobre salud y enfermedad de su niño; sin embargo es bueno que sepa, que el no esta especializado en desarrollo psicomotor, ni en integración multisensorial, no es especialista en desarrollo de lenguaje y comunicación humana, ni en conducta. Es por eso que estos especialistas refieren al gastro si hay problemas digestivos, al oftalmólogo si hay problemas visuales, si hay problemas de lenguaje debe referir al terapeuta de lenguaje o fonoaudiólogo, si hay problemas sensoriales o de desarrollo psicomotor debe referir al terapeuta ocupacional. Si tiene alguna duda con su hijo, en estas áreas,  en todo caso solicite una cita con un neuropediatra que es un pediatra especialista en neurodesarrollo infantil y sus alteraciones, él puede  referir de manera asertiva y oportuna cualquier desfase que el observe en el niño.

 

  1. No acepte que le digan que “es muy pequeño para recibir atención terapéutica”, todo momento en el desarrollo del niño es importante, aun respetando las diferencias individuales de cada niño, existen normas universales con estudios que avalan algunas conductas infantiles altamente predecibles, por lo tanto no desestime un retraso o retardo en la aparición de algunas conductas en su hijo. La tendencia natural del niño es la de avanzar espontáneamente y optimizar su desarrollo, como seguro nos sucedió a la gran mayoría de personas que nunca necesitaron terapias de ayuda, con mas razón debemos estar alerta si esa condición presente o ausente no mejorar ni evoluciona en el tiempo, es preferible que consulte con un especialista en el área que la saque de dudas y le de información avalada y científica que le de tranquilidad a Ud. Y le muestre alternativas para que solucione el problema presente.

 

  1. Confié en su percepción, si observa alguna conducta en su niño que le preocupa , no piense que tal vez desaparezca  con el tiempo o mejore por sí sola, eso puede suceder, pero si con el tiempo esto no sucede, es mejor estar seguro con una opinión de un profesional especializado cuyos estudios lo avalen para tal fin. Toda atención oportuna en el tiempo logra mejorías rápidamente, que aquella que se hace a destiempo cuando el niño ya tiene mas de 4-5 anos.

 

  1. Considere que los primeros 5 años son cruciales para el desarrollo de la inteligencia, desarrollo del lenguaje, maduración del proceso de alimentación, comportamiento social,  aprendizaje de la escritura y lectura,  se consolida la personalidad y autoestima del niño, entonces vale la pena darle las herramientas necesarias para que su desarrollo sea óptimo en el tiempo adecuado para ello,  para su bienestar general. Si un niño no va logrando sus competencias en el tiempo esperado se va perdiendo de un bagaje de información que va mermando su capacidad de adaptación y comunicación con el entorno social y escolar.

 

  1. La idea de la intervención de alguna dificultad en el desarrollo infantil, es lograr en “el menor tiempo posible”, asistiendo a tratamiento, se logre dar de alta y pueda ese niño integrarse exitosamente en su entorno de vida, familiar, social y escolar.

 

  1. No compares el desarrollo del niño con el de algún otro familiar que tuvo una dificultad, para desestimar su importancia , mas bien,  considera esta referencia como una señal  de prevención que te invite a buscar ayuda a tiempo, sobre todo si estas notando que alguna conducta no se adecua.

 

  1. Recuerda que el hecho de que el niño en algún momento necesite ayuda del tipo terapéutica no indica necesariamente  fallas o déficit en su inteligencia, o algún retardo más severo, o que esta situación no pueda superarse exitosamente, más bien con los avances científicos, académicos, e investigaciones, un profesional preparado y competente puede ser la clave del éxito. Busca siempre un profesional capacitado y actualizado, pregunta acerca de las referencias que tienes de él, cerciórate que tiene títulos que lo validen, no te de pena exigir sus avales académicos, eso puede marcar la diferencia en el resultado del tratamiento que recibe tu hijo.

 

Cualquier ayuda que tu le ofrezcas a un niño será positiva ya que

“La tendencia natural del ser humano es la de mejorar y evolucionar, mas en el caso de un niño, que por naturaleza solo sabe ser el mismo...” (Danilka Balcázar, 2008).